Loreiro “es un diputado mandato vergonzante”

 El dirigente peronista Carlos Valenzuela también rechazó con contundencia las declaraciones del vicepresidente segundo de la Cámara de Representantes de Misiones, el diputado de la alianza PRO-UCR-Cambiemos, quien aseguró que las medidas que solicitan el pase sanitario coarta las libertades, al punto que –dijo- estamos peor que en la dictadura militar.






Loreiro, un ingeniero obereño que pasó de la banca del Concejo Deliberante de Oberá a una banca de la Legislatura misionera, donde fue elegido vicepresidente segundo a propuesta del radicalismo misionero, dijo en una entrevista radial sobre la implementación del pase sanitario en medio de la pandemia de Covid19, establecido por el Gobierno argentino y el misionero, que “estamos volviendo a la época de los militares, encerrándonos. Es más, en esa época teníamos más libertades que ahora”, lo que generó rechazos de casi todo el arco político y también, llamativos silencios.
“Es una vergüenza para la Unión Cívica Radical de Misiones, es una vergüenza para la democracia misionera y es una vergüenza que ocupe un cargo institucional de la jerarquía de la vicepresidencia segunda en la Cámara. Los diputados deberían hacer algo en el sentido de generar un anticuerpo. La Unión Cívica Radical hace unos años expulsó dos diputados (María Losada y Hugo Escalada, ambos con mandatos cumplidos) por tomar decisiones políticas. Esta no es una decisión política que toma un diputado. Esta es una expresión en contra del sistema democrático”, enfatizó Carlos Valenzuela.
“Son lamentables las expresiones de este diputado. Creo que son flatulencias del cuerpo social de la Nación que está procesando aún la materia fecal residual de la dictadura. Es una expresión de un personaje que pretende tener pose de prócer y genera un negacionismo que es carente absoluto de racionalidad, cuando hemos vivido -en la Nación y en la provincia- persecución, tortura, cárcel. Comparar la libertad de hoy, que es absoluta -incluso las declaraciones de este petulante demuestran las libertades en que vivimos-, comparar nuestra democracia con la dictadura, donde hubieron exiliados, inclusive personas muy reconocidas del radicalismo tuvieron que afrontar cárcel y persecuciones. Esta representación que ejerce este personaje es, sin duda alguna, algo repudiable. Porque además hay que tener en cuenta que él está ubicado en la Cámara de Representantes, que al día de hoy tiene un diputado provincial desaparecido: Juan Figueredo, que fue diputado hasta el 76. Esa mención que él hace, la representación de esa flatulencia expresiva hace que, como mínimo, debiera presentar la renuncia si no se siente representado por el cuerpo legislativo de la provincia, que además había sido suspendido por la dictadura. Todo el marco jurídico de la Argentina, las garantías constitucionales habían sido suspendidas. Al decir de Humberto Eco, gran filósofo italiano y semiólogo, estamos sufriendo como consecuencia de las redes sociales -que además de todo lo positivo tiene algunas consecuencias malas-, la invasión de los idiotas. Yo creo que a este personaje le cae perfectamente la definición de Humberto Eco, que no lo digo yo sino Humberto Eco. Además, la soberanía popular en la Argentina definió absolutamente un intangible, soberano para la Nación Argentina, que es el “Nunca Más”. Hay intangibles que representan los bienes de la Nación. ¿Cuáles son esos intangibles? La bandera, las Malvinas, el himno nacional. También el “Nunca Más”. Por eso, estas expresiones que se multiplican, no solamente en la provincia como este siniestro personaje, sino en todo el país, son flatulencias de un cuerpo social que todavía está procesando la materia fecal residual del proceso militar. Esa es la representación que tiene”.
El propio Valenzuela, dirigente del peronismo, diferenció a través de una entrevista con el portal de noticias Misiones On Line, a los radicales de la institución que los congrega, la Unión Cívica Radical. “Radicales hay muchos, en muchos sectores. Hay radicales populares, radicales liberales y radicales institucionales. El cuerpo institucional de la Unión Cívica Radical de la provincia debería generar una expresión de desagravio a la democracia, a la Cámara de Diputados de la provincia y reemplazar al vicepresidente segundo por esta expresión que, yo creo, que debe estar inmersa en el marco de la ley representada por Alfonsín de defensa de la democracia (Ley 23077 de 1984). No puede permitirse un partido centenario tener una expresión de esa naturaleza; ni podemos permitir expresiones de este tenor, de este personaje. Como cualquier flatulencia en un salón, hay que airear y hay que mostrar quién es el vergonzante que genera ese tipo de situaciones para la sociedad. Los intangibles de la sociedad cuando dice “Nunca más”, es nunca más. Este señor debería entenderlo; es un petulante que está faltando el respeto a miles de familias misioneras que sufrieron persecución, homicidio, cárcel, desapariciones. Y le está faltando el respeto a un diputado de la provincia que aún permanece desaparecido”.
Valenzuela también recordó que Loreiro representa en la Legislatura a la zona centro –proviene de Oberá-, donde la dictadura también golpeó con fuerza, sobre el Movimiento Agrario Misionero (MAM), que por aquellos años tenía un fuerte protagonismo en defensa del sector. “Todo el sector agrario de la provincia sufrió persecuciones y cárceles. Hay cientos de casos del movimiento agrario, fundamentalmente en esa zona, el centro de la provincia. Pero también hay una expresión que surge de ahí, que él (Loreiro) representa, que es una expresión civil que acompañó al proceso militar en la provincia y en la Argentina y esto tiene que estar claro: hay sectores civiles que acompañaban (la dictadura). Él es una expresión de eso. Por eso digo que el cuerpo social de la Nación todavía está en etapa de procesamiento de lo que nos ocurrió. En Alemania –por ejemplo- hace 75 años que terminó la guerra y hace solo un par de años tuvieron que meter presa, en la cárcel, a una mujer de 92 años porque hizo expresiones respecto al genocidio. Nosotros todavía estamos deglutiendo como sociedad lo que ocurrió, todavía lo estamos procesando. Por eso hay un proceso de depuración hasta que se transforme. Pero hemos logrado en este camino un intangible nacional. Ese intangible nacional, que es un bien invaluable de representación de Estado, es el “nunca más” -insistió- . Es una expresión transversal y genuina. Pero en ese proceso aparecen estas flatulencias que desacomodan, que son vergonzosas. Tenemos que ser claros, no podemos dejar pasar así como así estas cuestiones. Hay que señalarlas porque son expresiones vergonzosas de la sociedad. No pueden caminar con la liviandad que caminan y expresarse con la liviandad con la que se expresan. Son una representación del descrédito que ha sido expresado desde el 83 hasta acá, y de lo más abominable que vivimos en la Argentina. No podemos dejar que se genere una sola adhesión más”, enfatizó Carlos Valenzuela.
“Es vergonzante. Por eso digo -que Loreiro- es un diputado ‘mandato vergonzante’. Es una vergüenza para la Unión Cívica Radical de Misiones, es una vergüenza para la democracia misionera, y es una vergüenza que ocupe un cargo institucional de la jerarquía de vicepresidencia segunda en la Cámara. Los diputados deberían hacer algo en el sentido de generar un anticuerpo. Fíjese que la Unión Cívica hace unos años expulsó dos diputados por tomar decisiones políticas. Esta no es una decisión política que toma un diputado. Esta es una expresión en contra del sistema democrático. El sistema por medio del cual el pueblo lo sentó en la Cámara que lo represente. Entonces, el cuerpo en su conjunto debería tomar una determinación. No sé cuál porque yo no conozco, no soy diputado, no conozco el mecanismo, pero alguna medida, algún castigo institucional ejemplar debería tener”, dijo finalmente.
Las declaraciones del diputado Horacio Loreiro merecieron repudios y rechazos de otros espacios políticos, de agrupaciones sociales y de militantes, así como de varias personas públicas que a título personal se diferenciaron de sus dichos.

Fuente: Misiones Plural

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente