Noticias
Cargando...

Leopoldo Luque, tras la imputación por la muerte de Maradona: "Estoy seguro de que hice lo mejor por Diego"

 Leopoldo Luque el neurocirujano que atendió a Diego Maradona durante su última intervención quirúrgica habló luego de los allanamientos ordenados por los fiscales Laura Capra, Cosme Irribarren y Patricio Ferrari, en la causa que investiga el fallecimiento del astro futbolístico, y sostuvo: "Lo que hice con Diego y por Diego es lo mejor que se podía"

Sobre los allanamiento, el médico dijo: "Lo que pidieron se lo dimos. Se llevaron la historia clínica de Diego, todos los teléfonos y dispositivos móviles", y sobre su imputación agregó: "Me sorprendió porque cuando Diego fallece, yo llegué al lugar y estaba la fiscalía trabajando y siempre estuve a disposición. Son procedimientos legales que desconozco"

En cuanto a su relación con Maradona manifestó: "Diego odiaba a los médicos, conmigo era diferente porque yo era genuino. Él necesitaba ayuda y tiene autonomía, decide y no es insano. No se lo puedo invadir y para hacer eso hay que evaluarlo psiquiátricamente e ir a la justicia".

"Diego me echó un montón de veces de su casa y después me llamaba. Yo le llevaba un clínico, un gastroenterólogo, lo acompañaba hasta al dentista", remarcó Luque.

Con respecto a como fueron los días previos al fallecimiento expresó: "Es un paciente de alta y todo lo que se logró de ponerle enfermeras y eso fue porque él lo quiso. Yo no puedo obligar a un paciente e internarlo".

"El no estaba tomando más alcohol y las pastillas estaban ordenadas por el equipo de salud mental", añadió el médico.

En otro orden de cosas el médico negó que haya habido una pelea entre ellos y contó que un día antes de Maradona muriera se levantó de la cama, lo corrió y estaba lúcido. "Es muy fácil hablar de la vereda de enfrente. Yo me banqué esto porque lo quería", remarcó.

Al ser consultado sobre por qué no continuó internado, Luque expresó: "Yo soy médico, no soy ni policía ni juez. A Diego había que convencerlo de mejorar y ¿Cómo lo hacés con alguien así?", y afirmó: "Me tuve que casi cagar a trompadas para poder internarlo".

Y continuó: "Extendí (la internación) todo lo que pude, la excusa para que acepte las enfermeras y los médicos era por lo de la cabeza, pero él ya estaba recuperado".

Sobre la hematoma que tenía en el cerebro y si la operación era necesaria, Luque retrucó: "Yo quiero ver que decían si Diego se moría por una herida en la cabeza, lo de la hematoma se tenía que operar".

En tanto, sobre quién tomó las decisiones subrayó: "Todo lo que se hizo lo decidimos entre todos los profesionales y la familia. ¿No sabían quien era Maradona o solo yo se quien era Maradona?", y añadió: "Él quería una vida que era mala".

"Le cambiamos la vida al final y él se fue. Me decía: '¿Luque hasta dónde querés llegar? yo ya sufrí mucho'. Estoy orgulloso de lo que hice por él y no me reprocho nada", insistió el neurocirujano.

"El se estaba castigando de una manera que no lo iba a permitir, pero no como médico sino como amigo. En las buenas estaban todos. Volví a la casa cuando me avisaron que se había encerrado en la habitación".

Además, Luque negó haber llegado a Maradona a través de Matías Morla, y recalcó: "A Diego no le dirigías nada, hacía lo que quería. ¿Cómo le vas a poner una internación domiciliaria a una persona que no quiere ni un acompañante terapéutico?"

Por último, declaró que en el día de su cumpleaños no le gustó verlo en la cancha de Gimnasia y que por eso fue a verlo el lunes previa a la operación, y por último resaltó: "Era un paciente que estaba en condiciones de alta por lo que se lo operó, y necesitaba estar en un centro de rehabilitación pero él no tenía voluntad".



Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 25 años al Aire en Posadas, Misiones.
    Blogger Comment
    Facebook Comment