Noticias
Cargando...

El cuerpo hallado en San José estaba boca abajo y tenía piedras en la capucha de la campera

 El cuerpo que se cree es del adolescente Cesar Daniel Tizato (16), encontrado esta mañana en el fondo de la laguna del campo La Rosita en la localidad de San José, estaba boca abajo, tenía colocada una campera con capucha y varias piedras adentro de la misma. 



Si bien es prematuro y recién la autopsia determinará con rigor científico la data y causa de muerte, esos datos obligan a los investigadores policiales a no descartar la hipótesis de un posible homicidio y que se haya pretendido ocultarlo colocando peso para mantener el cuerpo sumergido.

El área donde fue encontrado el cadáver en avanzado estado de descomposición había sido rastrillada anteriormente por distintas fuerzas que coordinaron equipos para la búsqueda que duró más de un mes.

Incluso transcendió que en las últimas horas dieron con una mochila en la zona, que no se sabe si es de Tizato pero será peritada en busca de rastros genéticos. 

Piedras

En diálogo con medios de comunicación, el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Apóstoles, Miguel Ángel Faría, ratificó que “es una zona que ya se había rastrillado pero tenía piedras adentro de la campera para que se hunda y eso hizo que el cuerpo esté siempre sumergido”.

Sin descartar ninguna hipótesis, el magistrado aclaró que “el ADN va a certificar si es realmente (Tizato) pero el tamaño del cuerpo obedece a las características del chico, en cuanto a la altura y la vestimenta”.

“Se nota que data de varios días de muerto pero la autopsia va a establecer eso y no se puede decir nada hasta que tengamos los resultados. La pericia marcará la causa de muerte y el tiempo”, acotó.

El cadáver fue trasladado a primera hora de esta tarde desde San José hasta la morgue de Posadas para que el Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial realice la autopsia, pericia determinante para confirmar si es el adolescente y en ese caso, cómo se produjo la muerte.

"Dos extraños"

Tizato había salido a fines de agosto del barrio Pindapoy junto a Richard C. (41), el vecino con quien salió a cazar. 

Cuando la familia -al notar la ausencia- le preguntó por el chico, dijo que cuando estaban volviendo éste se había encontrado con “dos extraños” con los que decidió quedarse a pescar. La misma versión le dio a la policía.

El hombre dijo que no conocía a estos extraños. Y detalló que en dos oportunidades le insistió a Tizato que volvieran juntos, pero supuestamente se negó. 

Estos desconocidos nunca fueron identificados ni pudieron ser localizadas. 

Es por ello, que el hombre estuvo demorado 24 horas y después liberado, aunque sigue ligado a la causa por desaparición de persona que se instruye en el Juzgado de Instrucción 4 que dirige Faría.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 25 años al Aire en Posadas, Misiones.
    Blogger Comment
    Facebook Comment