Noticias
Cargando...

Para concientizar sobre la violencia de género, preparan actividades por los 30 años del femicidio de María Soledad Morales

 A 30 años del crimen de María Soledad Morales, uno de los femicidios más conmocionantes de la historia criminal argentina, su familia, varias ONG y grupos feministas organizan distintas actividades para recordarla el 8 de septiembre y dar visibilidad a la escalada de violencia extrema contra las mujeres.



“Queremos hacer memoria de los 30 años del femicidio de María Soledad Morales, pero también crear mayor conciencia, porque estos crímenes siguen existiendo y parecería que nosotros como sociedad no terminamos de darnos cuenta de la magnitud que tiene esto”, explicó a El Litoral Laura Perrin, integrante de la red Infancia Robada.

Las actividades se llevarán a cabo a partir de septiembre, serán virtuales y participará Ada Rizzardo, la mamá de la víctima. Además, según contó la organizadora, entregarán notas al Municipio para poder instalar más bancos rojos en la ciudad, un símbolo que busca sensibilizar sobre los actos de violencia de género. De hecho, estos asientos siempre están acompañados de la leyenda: “En memoria de todas las mujeres asesinadas por quienes decían amarlas”.

El femicidio y las marchas del silencio que hicieron historia

El caso de María Soledad fue un símbolo de la impunidad y del encubrimiento del poder político y judicial de la provincia de Catamarca. La adolescente, que tenía 17 años, desapareció el 7 de septiembre de 1990 y tres días después encontraron su cuerpo en una zanja.

La noche que desapareció, la víctima había ido a una fiesta escolar en un boliche y le dijo a sus padres antes de salir que se quedaría a dormir en la casa de una amiga. Sin embargo, en un momento María Soledad se despidió de sus amigas y fue a la parada del colectivo, por donde se suponía que pasaría a buscarla Luis Tula, con quien mantenía una relación sentimental. Nunca más volverían a verla viva.

Cuando la encontraron el lunes siguiente, María Soledad tenía moretones en todo el cuerpo y semen en la vagina. La autopsia reveló que le fue "arrancado el cuero cabelludo, cortado las orejas y vaciado un ojo”, que la mandíbula había sido rota a golpes y el cráneo, “aplastado”.

El brutal asesinato dio a luz a las primeras marchas del silencio masivas de las que se tiene memoria y derivó en la remoción de la cúpula policial, un primer juicio que terminó en escándalo y un segundo debate ocho años después en el que condenaron a Guillermo Luque, hijo del entonces diputado nacional Ángel Luque, tras declararlo culpable por la violación y homicidio de María Soledad. Luis Raúl Tula fue sentenciado como partícipe secundario del crimen.

Luque y Tula recibieron penas de 21 y 9 años respectivamente, pero ninguno está preso en la actualidad y el último, incluso, se recibió de abogado. En tanto, el papá de María Soledad murió buscando hacer justicia por su hija, asesinada días antes de cumplir los 18 años.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 25 años al Aire en Posadas, Misiones.
    Blogger Comment
    Facebook Comment