Noticias
Cargando...

Por la caída de los ingresos en plena cuarentena, el 80% de las familias quedó endeudada en abril

Ocho de cada diez familias quedaron endeudadas en abril como consecuencia del fuerte impacto que tuvo en los ingresos la cuarentena obligatoria para prevenir el coronavirus, tanto a raíz de los recortes salariales y pagos en cuotas como de la falta de remuneraciones para cuentapropistas e informales.



Según un informe del Centro de Economía Regional y Experimental (CERX), la deuda familiar alcanzó los $1,7 billón al 24 de abril y afectó a 11,1 millones de hogares, lo que equivale al 80,8% de las familias de todo el país.

En promedio, cada familia adeudaba a esa fecha $149.406. "Ese monto no incluye los costos asociados a moras y retrasos, que fueron en incremento con los días en cuarentena y podrían incrementar en más de 50% ese stock", aclaró el estudio.

Los datos surgen del cruce de información oficial del Banco Central con una encuesta entre 5.890 hogares realizada por el CERX entre el 17 y 24 de abril.

El stock total de deuda familiar tiene dos grandes componentes. Por un lado, el bancario, que representa el 70%. Casi los pasivos horeños bancarios corresponde a tarjetas de crédito ($536.000 millones).

Por otro, el no bancario, que fue el que más creció en el contexto de pandemia, abarca el 30% del total y asciende a $503.574 millones. Unos 10,8 millones de hogares tenían algún tipo de deuda no bancaria al 24 de abril, es decir, el 78,4% de los hogares del país.

Deuda no bancaria
Lo más frecuente en abril fueron los atrasos en servicios como luz, gas, agua, teléfono, cable, internet o expensas. Estos afectaron al 70% de los hogares, con una deuda promedio de $10.585 por familia, y explicaron el 20,3% de la deuda no bancaria ($102.207 millones en total). "Claramente, fue una de las primeras cuentas que se dejó de pagar con la crisis", advirtió el estudio.

El segundo ítem en importancia fue el incumplimiento de impuestos, con $100.433 millones en total. Lo que más se dejó de pagar en abril fue impuesto inmobiliario y patentes, que representó el 19,9% de la deuda no bancaria actual. "Habría 6,3 millones de hogares con algún tributo adeudado al 24 de abril, ya sea nacional, provincial o municipal, $15.845 promedio por hogar. Hay que tener en cuenta que muchas familias ya acumulaban deudas, por eso es tan alto el stock", remarcó el CERX.

El tercer endeudamiento de peso fue el mantenido con prestamistas y financiera, que centro de estudios estimó en $93.805 millones (18,6% de la deuda no bancaria). Estos compromisos ta afectan a casi 1,5 millón de hogares, con un monto promedio de $62.539 cada uno. Según el informe, "se trata de uno de los pasivos más sucios, por los altos costos que conllevan y por las presiones que dependiendo quien sea el prestamista, reciben las familias para cancelarlos".

Además, el CERX apuntó: "Otros items que conforman la deuda no bancaria familiar al proyectar las declaraciones realizadas en la encuesta al total nacional, serían: gastos vinculados con el auto (seguro y cuota) donde los atrasos se hicieron muy frecuentes en el último mes y habrían sumado $70.904 millones; deudas con familiares y amigos ($64.720 millones); alquileres impagos por $42.889 millones; Educación (cuota de jardines, colegios y universidades, principalmente) por $23.364 millones y deudas directas con los comercios por ventas en la modalidad "fiado" por $5.251 millones. En este último componente las más mencionadas fueron deudas con farmacias, almacenes, zapaterías, y servicios profesionales".

Deuda bancaria
La deuda bancaria de las familias, según los datos del BCRA al 22 de abril, fue de $1.159.933 millones (casi $1,2 billones). Los principales componentes fueron: tarjetas de crédito y préstamos personales ($535.881 millones y $404.919 millones, respectivamente); créditos hipotecarios y prendarios, que sumaron $218.000 millones.

El impacto de la crisis
Así, la coronacrisis impactó de lleno en los hogares de los sectores más vulnerables de la población. Y el peso del endeudamiento podría continuar en aumento.

"Dejar de pagar compromisos y acumular deudas fue una de las estrategias de las familias para sobrevivir sin ingresos o con recortes de ingresos en marzo y abril. Para principios de mayo esa situación se habrá agravado, incluso a pesar de las ayudas del Estado, que hoy se están utilizando mayormente para alimentos y otros gastos corrientes necesarios impostergables", alertó el CERX.

Y agregó: "En el caso de las deudas bancarias, las familias deberán afrontar enormes cargas de intereses si el gobierno no toma medidas sobre ese costo. Incluso la refinanciación automática de tarjetas de crédito que se realizó con las deudas de marzo conlleva una tasa muy alta en el contexto actual de la argentina".

"La deuda no bancaria requerirá negociaciones de partes, pero preocupa sobre todo la acumulada con prestamistas, que implican altos riesgos tanto para la economía como para la seguridad de los hogares", concluyó el estudio.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 25 años al Aire en Posadas, Misiones.
    Blogger Comment
    Facebook Comment