}); | Canal 4





Noticias
Cargando...

La alineación exacta de tres cuerpos en el espacio fue la función espacial de lujo que tuvo a gran parte de la Argentina como espectador preferencial en la butaca.
El eclipse solar 2019, ya en su fase final, fue un evento que pudieron apreciar unos 20 millones de personas en forma total en nuestro país y en Chile y cientos de millones de personas más en forma parcial desde casi toda Sudamérica.

El eclipse solar se produce cuando la Luna, nuestro satélite natural, se interpone entre la Tierra y el Sol. Así, la Luna oculta al Sol desde la perspectiva de la Tierra, estando los tres cuerpos celestes alineados entre sí. El tipo de eclipse solar depende del Perigeo y Apogeo (distancia mínima y máxima de la Luna respecto al centro de la Tierra, en su órbita elíptica).

El evento se observó en su totalidad en una franja de 130 kilómetros de ancho que recorrió 11.252 kilómetros de Oeste a Este y comenzó por la mañana en el océano Pacífico sur, al este de Nueva Zelanda, y se movió en dirección Noreste. Luego tomó dirección Sudeste y al atardecer tocó tierra en Chile y finalizó en el Río de la Plata ya en pleno ocaso.

Constantino Baikouzis, investigador y próximo director del Observatorio Astronómico de La Matanza, explicó en los estudios de Infobae TV el evento astronómico del año.
"Un eclipse solar total como el de ahora solo es posible en luna nueva, cuando el Sol, nuestro satélite y la Tierra se encuentran alineados y la sombra que proyecta el astro lunar en el espacio toca nuestro planeta".

Y agregó: "Pueden pasar muchos años antes de que haya otro que cruce sobre una región habitada. El último visible fue el 21 de agosto de 2017 en los Estados Unidos".
A diferencia de los eclipses lunares, que son visibles desde todo el hemisferio de la Tierra, la sombra de la Luna traza un camino estrecho, llamado totalidad.

Así, el porcentaje máximo del Sol que vio oculto por la Luna dependió del lugar desde el cual estábamos observando, disminuyendo a medida que nos alejamos de la franja de totalidad.
En la ciudad de Buenos Aires y el área metropolitana, el eclipse se vio en un 99%. "Ese 1% que resta para que sea total convierte al eclipse solar en parcial e impide que el cielo se oscurezca. Es tan poderoso nuestro astro rey, que el ese 1% de luz que escapará de la sombra de la Luna no hará posible la tan ansiada noche durante el día, aunque hay que aclarar que no se hace de noche realmente, sino que se oscurece todo", explicó a Infobae el licenciado Mariano Ribas, coordinador del Área de Divulgación Científica del Planetario de la Ciudad de Buenos Aires Galileo Galilei.

Los investigadores indican que el eclipse solar total depende de la relación con los tamaños del Sol y la Luna y su distancia de nuestro planeta. "El Sol es 400 veces más grande que la Luna y se encuentra aproximadamente 400 veces más lejos de la Tierra. Debido a esta coincidencia, la Luna parece lo suficientemente grande como para cubrir el Sol por completo durante el eclipse total de sol", indicó Rivas.

En Argentina, el fenómeno astronómico comenzó por la cordillera de los Andes y recorrió San Juan, La Rioja, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Son seis las provincias donde se observó en su totalidad.

Las ciudades por las que se vio en forma total incluyeron Bella Vista y San José de Jáchal, en San Juan; Chepes en La Rioja, Villa Corral y Merlo, en San Luis; Río Cuarto, Mina Clavero y Corral de Bustos, en Córdoba; Sancti Spiritu en Santa Fe y Junín, Chivilcoy, Mercedes, Lobos, Luján y Chascomús en la provincia de Buenos Aires; pero también fue parcialmente visible en otras áreas.



Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :