}); Alberto Fernández, sobre el déficit fiscal: “[Cristina dejó] 1,8%, es lo que dice el INDEC actual, [ahora] tenemos más de 6 puntos” | Canal 4





Noticias
Cargando...

Alberto Fernández, sobre el déficit fiscal: “[Cristina dejó] 1,8%, es lo que dice el INDEC actual, [ahora] tenemos más de 6 puntos”


POR REVERSO. El precandidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, destacó en una entrevista con TN que el déficit fiscal aumentó durante la gestión de Mauricio Macri en relación al que dejó Cristina Fernández de Kirchner en 2015. “Cristina le dejó 1,8%, en algún caso, en otro caso 3 puntos según usted lo toma, de déficit fiscal. 1,8% es lo que dice el INDEC este, no yo, el INDEC actual. Tenemos más de 6 puntos de déficit fiscal. ¿La culpa es de Cristina?”, se preguntó el precandidato.



Hay distintas mediciones del déficit fiscal, con diversas metodologías. En una, el déficit aumentó durante la gestión de Cambiemos; en otra, cayó. Pero ninguna de las mediciones confirma los datos dichos por Fernández, dado que comparó diferentes indicadores -déficit primario (que incluye los pagos por la deuda pública) con déficit financiero (que sí incluye los intereses de la deuda)- y en ningún caso se triplicó.

Primero: ¿Qué es el déficit fiscal?
Cuando en un año un Estado gasta más de lo que le ingresa se dice que tiene déficit fiscal, mientras que cuando el gasto es menor a los ingresos que obtiene se considera que tiene superávit.

Este resultado se puede medir de dos formas: con el resultado financiero, que incluye el pago de intereses de deuda, o con el resultado primario, que no lo incluye.

“Si una familia ganó $100 en el mes y gastó $90, tendría un superávit fiscal primario de $10. Sin embargo, si tiempo atrás tomó un crédito y este mes tiene que pagar 15 pesos por intereses al banco, el gasto total del mes sube a $105. Por esto mismo, como el gasto total ($105) es mayor al ingreso ($100), tendría un déficit fiscal financiero de 5 pesos”, ejemplificó a Chequeado Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de la consultora Ecolatina.

Con Cambiemos se modificó la forma de medición
Como ya se explicó, hay dos formas de medir la situación fiscal: el déficit primario (que no incluye intereses) y el déficit financiero (que sí incluye intereses). Pero esto no es todo: además, hay diferentes metodologías para medir cada uno de ellos.

Hasta 2015 el Gobierno utilizaba la metodología internacional utilizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que incluía como ganancias las generadas por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES (por las acciones que el Estado nacional tiene en varias empresas) y el Banco Central de la República Argentina (BCRA), algo criticado por algunos especialistas. Al asumir Cambiemos, el por entonces ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, modificó esa metodología y dejó de contar estas ganancias. Pero eso no es todo: con la asunción de Nicolás Dujovne en el Ministerio de Hacienda en 2017, la nueva metodología volvió a cambiar, como se explicó en esta nota.

Además de que estas nuevas metodologías no siguen los estándares internacionales, el principal problema con estos cambios es que el Gobierno nunca publicó los datos para años anteriores con estas nuevas metodologías, por lo que se perdió la comparabilidad histórica. Justamente por esto, el propio gobierno de Macri ha utilizado la vieja metodología en algunos casos (ver acá y acá).

¿Subió el déficit con Cambiemos? Depende de qué metodología se use
Con la vieja metodología, calculada por la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), el déficit primario -es el que no tiene en cuenta los intereses- está igual: tanto en 2015 como 2018 fue de casi 1,9% del Producto Bruto Interno (PBI). Es posible que Fernández tome este dato para asegurar que en 2015 era 1,8% el déficit, ya que en principio daba 1,8%, pero luego tras que el INDEC modifique el PBI de ese año, varió levemente. El déficit financiero, el que sí tiene en cuenta los intereses de la deuda, sí aumentó: pasó de 3,7% del PBI en 2015 a 5,6% en 2018, último año completo con datos disponibles.

Si se utiliza la actual metodología del Ministerio de Hacienda, el déficit primario bajó de 3,8% en 2015 a 2,3% en 2018. Este déficit primario con la nueva metodología es el que el Gobierno se comprometió con el FMI a bajar al 0% en este 2019. El déficit financiero -contando intereses- bajó levemente de 5,1% en 2015 a 5% en 2019.



Entonces, si bien con la antigua metodología el déficit primario de 2015 era 1,8%, esa medición del déficit muestra que no aumentó, como dijo el precandidato. Además, el propio Fernández dijo segundos después en esa entrevista que “el déficit fiscal no es el déficit primario”, haciendo alusión a que había que tomar el déficit financiero, ya que es el más abarcativo.

Al analizar el déficit financiero, depende qué metodología se considere: la antigua da un crecimiento (de 3,7% en 2015 a 5,6% en 2018), mientras que la nueva metodología aplicada por Cambiemos da una leve caída (de 5,1% en 2015 a 5% en 2018). Quizás el 3% mencionado en una de las frases de Fernández como el déficit con el que cerró el gobierno de Fernández de Kirchner, se refería al déficit financiero, pero es difícil saber, dado que por los distintos indicadores y mediciones hay muchos dígitos que pueden representar alguna medición del déficit. De todas formas, el dato sería mayor a 3 en 2015 y menor a 6 en 2018, con lo cual tampoco corresponde con esa medición.

“No hay forma, con ninguna metodología, que el déficit haya pasado de 1,8% a más de 6%. En el mejor de los casos está mezclando déficit primario y financiero”, sostuvo Rafael Flores, especialista de ASAP. En este sentido, Flores destacó que, a pesar de la suba inicial del déficit en la gestión de Cambiemos, en 2018 todos los indicadores provisorios de déficit mejoraron.

“Más allá de la contabilidad creativa que maquilló el número fiscal y de las idas y vueltas metodológicas de Cambiemos, el déficit que dejó el kirchnerismo era importante”, aclaró Flores.

El ministro Dujovne le contestó a Fernández y destacó que durante la gestión de Cambiemos se bajó el déficit de las provincias -lo que se chequeó en esta nota y efectivamente es así- y que el déficit de 2015 no incluye “boletas que no contabilizaron y que dejaron sin pagar”. Chequeado consultó al Ministerio meses atrás sobre este mismo tema y enviaron este documento explicativo, aunque no hay precisiones ni documentos oficiales de estas deudas sin registrar.




Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :