Otra vez Diego Armando Maradona será el santo patrono de Cristina Fernández de Kirchner. Protagonizó su último acto en el estadio único Diego Armando Maradona de La Plata. Y hablará otra vez cara a cara con dirigentes y militantes en un polideportivo que se va a inaugurar en Avellaneda con el nombre de Diego Armando Maradona. Será su primer discurso con gente delante suyo, y ya no por YouTube, desde el 6 de diciembre, cuando fue condenada a seis años de prisión y anunció que no sería candidata a nada en 2023.

Aunque todos los discursos de la vicepresidenta tienen alcance nacional, su cercanía física hasta el momento tiene una fuerte dimensión bonaerense. La tiene por el lugar de los actos --antes La Plata, ahora Avellaneda-- y por su participación en un asado para discutir política en la residencia del gobernador Axel Kicillof junto con intendentes y dirigentes, o intendentas y dirigentes, después de terminar su discurso en el Maradona.

Es que el año que viene, año electoral, está ahí nomás, a partir del domingo que viene, 1° de enero. Si Cristina se atiene a su propia tradición, que es tomar decisiones sobre candidaturas en el último momento posible, faltan solo cinco meses para que termine mayo, el mes que eligió CFK para anunciar la fórmula Fernández-Fernández en 2019. El 14 de junio vencerá el plazo para oficializar los frentes, y el 24 de junio el plazo para consagrar las precandidaturas ante las PASO. Esto es así haya o no competencia en el horizonte.

La inauguración será en Villa Corina, un barrio popular de Villa Domínico en Avellaneda, tierra del intendente Jorge Ferraresi, que fugazmente revistó como ministro de Habitat de Alberto Fernández y después volvió al territorio. Ferraresi también es vicepresidente del Instituto Patria con Cristina de presidenta honoraria y Oscar Parrilli de presidente efectivo.

En Facebook hay un grupo de casi 30 mil personas de Corina. Mucha oferta de fin de año, comida casera, fotos de juguetes usados, pedido de decolorante para el cabello, jabón líquido de cinco litros a 500 pesos, “hago arreglos de ropa y confección de prendas simples” Alguien que obviamente es hincha de Lanús, porque se presenta como “Del granate a morir”, escribe: “Tengo unas ganas de hacer para la gente que vive en la calle para el día 31 alguna comida para que ellos puedan empezar el año de diferente manera comiendo algo calentito”. Y sigue. “La verdad, no tengo tanto dinero. Si podemos ayudarnos, podemos hacer unas pastas con tuco y ravioles. ¿Quién se prende a darme una mano con la mercadería? Yo la cocino y la salgo a repartir”.

Una de las respuestas dice: “Pedile a Cristina, que va a estar mañana”.

Por peso político dentro y fuera del Frente de Todos, la vicepresidenta genera expectativas antes de un discurso.

"Cristina siempre tiene un alto nivel de discurso político, conceptualmente, y es lógico, porque pone blanco sobre negro en cuanto al presente, y además genera un discurso hacia el futuro", dijo Ferraresi a la Agencia Télam.

Los temas sobran:

  • El fallo de la Corte a favor de la cautelar que ordenaba reponerle puntos de coparticipación quitados por el Gobierno nacional a la ciudad de Buenos Aires. Un fallo definido por el Presidente y los gobernadores de "incumplible" y al que además Kicillof calificó de “partidario” y de “inmundicia”.
  • La decisión del Presidente de pagarle a Horacio Rodríguez Larreta en bonos.
  • La metodología del peronismo para elegir candidaturas modelo 2023, un terreno donde ningún dirigente consultado por este diario imagina a CFK retirada de la política activa.
  • La política económica, que en esencia Cristina no cuestionó en su discurso del estadio único de La Plata. Es verdad que reclamó mayor distribución, pero ese pedido no supuso un reproche a Sergio Massa sino, según dijeron economistas allegados a la vice, una solicitud que empalmaba con el acompañamiento al ciclo de búsqueda de estabilidad por parte del ministro de Economía.
  • ¿Hablará Cristina de la seguridad como hizo en el estadio único, en lo que unos interpretaron como una crítica al ministro bonaerense Sergio Berni, otros como un cuestionamiento al ministro nacional Aníbal Fernández y unos terceros simplemente como el fruto de la lectura de encuestas sobre inquietudes populares, en las que la inseguridad viene luego de la inflación y el desempleo?
  • Es probable que nadie pierda una apuesta si juega una buena sidra a que CFK hablará de la Corte y la Justicia. En sus términos, del “Partido Judicial”.